-Tengo que dejar de atropellar gente. No soy lo suficientemente famoso como para librarme.

Bender Doblador Rodriguez

viernes, 23 de noviembre de 2012

Niggaz rolling in Gigia city: Hattrick

Hay que tener muchas ganas y estar muy aburrido para continuar con esta sección, y más con sitios tan anodinos como el que nos ocupa. En realidad más que aburrimiento es buscar una excusa para no tener que estudiar, pero vamos al lio.

En su día el Hattrick era reconocido por sus chupitos de tequila, que no tenían nada especial, pero que todo el mundo iba allí a tomarlos por alguna razón que se me escapa por completo. ¿Que nos queda sin ello? Un sitio con música de mamasita guapita, en el que en tiempos de bonanza estabas metido allí como una sardina en escabeche, y con unos baños de antro entrañable y en los que con un poco de suerte te toca la lotería y encuentras a algún jicho potando. En algunos casos, pastilleros infames te pueden hacer dar la vuelta. En su día daban el partido de las 10 los sábados, lo que para futboleros como yo estaba bastante bien. El gran mérito de este local es conseguir que haya más gente fuera que dentro. Awesome.


Un día de estos habrá que hacer reseñas de sitios más interesantes como el Jardín, Molinucu, Gueña o el Astuto, pero lo dejamos pa otro día.

jueves, 15 de noviembre de 2012

Con noticias desde Auswitch.

Hoy llegan noticias del lugar, será verdad eso que dicen que siempre recibes más información de lo malo que de lo bueno, pero yo me limito a contaros lo que me han dicho.
Al parecer, y por seguir con el símil, las SS han hecho otra de las suyas, esta vez echando de diferentes equipos del centro a tres jugadores, unos más concienciados con el fútbol que otros, pero ese no es el caso. Esto ya pasó hace casi dos años con nuestro querido pequeño Buda, aunque al pobre hombre le dio igual, pero esta vez no puede ser así, el comportamiento de una persona en clase, en la celda, no tiene nada que ver con el comportamiento de los mismos en un campo de fútbol, por eso es una injusticia que se les expulse de una actividad que nada tiene que ver con una clase, es como mezclar el tocino con la velocidad, incompatible. Una vez más se han lucido.