-Tengo que dejar de atropellar gente. No soy lo suficientemente famoso como para librarme.

Bender Doblador Rodriguez

sábado, 21 de enero de 2012

La cacicada de los señores Google

Bueno queridos fieles, como habeis podido comprobar, la publicidad de LGDRT ha sido vilmente suprimida por los que más pronto que tarde se convertiran en los amos de la Tierra y el más allá (o como diría el fonético nene, los de Gugggel). Muchas de las culpas y de los insultos han caido velozmente sobre el informáticu chiflado ya que en un momento de enajenación mental transitoria (algo así como lo que sufre Pepe  cada vez que salta a un campo de fútbol) decidió hacer caso omiso de la ley no escrita que dice que si vas a hacer publicidad de la publicidad de tu blog, te vas a tomar por culo. De todos modos, es probable que este acto no haya sido el detonante ya que la noticia sólo permaneció en la web 20 o 30 minutos, tiempo probablemente insuficiente para que los Guardianes de la Ratapublicidad se percataran de tal hecho.

Los indicios apuntan a que el número de clics por IP era realmente inquietante y eso mosqueó a los señores Gugggel que decidieron borrarnos la cuenta de AdSense. Como ya se que sois muy listos y os gusta más la farra que a Juanele un cubalibre, decidisteis pinchar como si os fuese la vida en ello teniendo en cuenta el Ratabotellón que se avecinaba y que os habíamos prometido. Los señores Gugelianos decidieron tomarse la ley por su mano, y ante la sospecha de que estabamos utilizando la publicidad de forma fraudulenta, nos cerraron el grifo. De todos modos es absurdo. Nos cortan la publicidad porque tienen indicios de que estamos tratando de lucrarnos de forma tramposa. Y efectivamente, ese era nuestro plan. Pero aún así, nos parece mal que se pasen la presunción de inocencia por el forro de los cojones.

Me recuerda mucho al caso de la tristemente cerrada Megaupload. MU recordemos, es un sistema de almacenamiento de archivos en internet, donde los usuarios pueden subir y bajar material, no necesariamente pirata. Y resulta que les meten un puro por eso. Pues muy guapo. Es como si yo tengo una habitación para alquilar, los que me la alquilan se ponen a hacer bombas, y me cae un puro a mi, que no lo sabía. En fin, Serafín.

No hay comentarios:

Publicar un comentario