-Tengo que dejar de atropellar gente. No soy lo suficientemente famoso como para librarme.

Bender Doblador Rodriguez

martes, 8 de marzo de 2011

Lanzamiento de tridente

Ayer de madrugada volvían a sus respectivas casas un albañil, un conejo, el demonio y Diego Armando Maradona (o lo que es lo mismo: el zorro Fox, Alferez Coletes, el pugil colombiano y el humilde redactor) cuando a Alferez coletes y al zorro Fox, el primero en un estado sencillamente deplorable, no se les ocurrió mejor idea que tratar de meter el tridente con el que Jeffersito cabrón estuvo tocando los huevos toda la noche entre el ojo de uno de los antifaces de lucecitas que iluminan Begoña. En estas estabamos cuando El zorro Fox, paralitico de pies pero también de manos, lanzó el tridente con tanta puntería que quedó completamente enganchado entre las luces del antifaz.
El pugil colombiano no le arreó una ostia al zorro Fox porque se contuvo. Después de este incidente, intentamos desenganchar el tridente lanzando el zapato del púgil colombiano para ver si le daba y se caía el tridente, pero lo máximo que conseguimos fue que con otro maravilloso lanzamiento del zorro Fox el zapato de Jeffersito cabrón quedase enganchado en el tridente. El colombiano estuvo cerca de irse a casa sin un zapato, pero por suerte lo pudimos bajar. Cuando el humilde redactor marchó, a la media hora del incidente más o menos, el zorro Fox seguía erre que erre, convencido de que podría desenganchar el tridente.
Así que si hoy salen a la calle y ven a un gilipollas tirando un zapato contra las luces de carnaval, no se asusten, es el zorro Fox haciendo de las suyas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario