-Tengo que dejar de atropellar gente. No soy lo suficientemente famoso como para librarme.

Bender Doblador Rodriguez

viernes, 18 de febrero de 2011

Explosión Gourmet

Ya se sabe que cuando alguien enfada al Cacique de los sofases, las consecuencias pueden ser desastrosas. Esta máxima volvió a cumplirse anteayer, cuando O Mafioso se había bebido su delicioso zumo de piña y se preparaba para hincarle el diente a su deliciosa mandarina de gourmet, envuelva como si de un puto polvorón se tratase. En ese momento apareció Dani el hombre cuyo regalo de cumpleaños se fumaron sus amigos para propinarle un empujón a O Mafioso, que vió consternado como dos gajos de su mandarina se iban al suelo tras el empujón.
 O Mafioso empezó a deliberar si sería preferible un manotazo en la cara o una patada en los huevos cuando pensó que la venganza es un plato que se sirvo frio. Esperó a que su presa se relajase y entonces atacó. Cogió los dos gajos de mandarina, y cuando Dani no miraba, se los explotó en toda la cara.
Venganza cumplida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario