-Tengo que dejar de atropellar gente. No soy lo suficientemente famoso como para librarme.

Bender Doblador Rodriguez

viernes, 30 de septiembre de 2011

El día de la marmota

Me levanto cada mañana, puntual a las 7.25 A.M, micciono, me ducho, desayuno un par de magdalenas con café y me voy raudo y veloz esperando que el carcelero de turno esté de buenas y me perdone esos segundos de más que tardé en cruzar el portón. Matemáticas, Física, Literatura. Recreo. Bocadillo. Inglés, Filosofía, Historia. Y a casa a comer, hoy a lo mejor hay suerte y toca pasta, pero llego a casa y el olor a pescado me deprime profundamente. Como tranquilamente. Veo un rato la tele, pero no encuentro nada interesante, me voy a hacer los deberes, pero no me apetece. Echo una partida al PRO (con el Madrid me los follo a todos), vuelvo con los deberes pero sigue sin apetecerme. Una y ota vez, uno y otro día. Un día más y otro (¿Que es lo que traeis? me pregunta mi papá que me examina con lupa) Vaya, parece que justo hoy ha tenido que venirme el día filosófico, maldita sea.
¿Quienes somos? ¿Cual es el sentido de la vida? ¿Cual es nuestro fin en este mundo? ¿Se apaga la luz de la nevera cuando la cerramos? (la mia si, y lo se porque en ella la luz se apaga algo antes de cerrarla del todo) ¿Toman vida propia los juguetes cuando no miramos como en Toy Story? Preguntas sin respuesta. Somos seres ignorantes, irrelevantes, deprimentes... pero me resigno a ello, y pienso que soy un tipo afortunado, porque tengo este blog para bombardearos con gilipolleces impertinentes que no vienen al caso. Y ustedes también deberían pensar que son afortunados, y ser agradecidos por poder ser partícipe de este templo de la sátira, el humor, y a veces también - cada vez más -, de las pajas mentales.


La Guarida de la Ratatopo
Tu Guarida, la Guarida de todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario