-Tengo que dejar de atropellar gente. No soy lo suficientemente famoso como para librarme.

Bender Doblador Rodriguez

sábado, 11 de diciembre de 2010

El poder de la filosofía

Este viernes, El Filosofo Fumeta estaba obsequiandonos con una de sus interesantísimas charlas sobre los hippies, cuando tuvo que interrumpirse para despertar a Rocoso, que estaba en plena fase REM, soñando seguramente con anaxágoras y eurípides. Una vez despertado, el Filosofo Fumeta continuó con sus divagaciones acerca de las comadrejas y los armadillos, aunque siempre pendiente de Rocoso, que dio claros sintomas de querer echarse otra siestecita y roncar placenteramente.
Desde La Guarida sospechamos que Rocoso se durmió a propósito, con el fin de ser el protagonista de uno de nuestros sublimes artículos.

PD: Vuestro humilde redactor no va a soportar mucho más tiempo los improperios de Tamarbusto, mi creatividad empieza a verse obstruida por su constante tocahuevismo hacia mi persona.

PD2: Esperemos que el loco Gonzalín publique su sección cuanto antes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario