-Tengo que dejar de atropellar gente. No soy lo suficientemente famoso como para librarme.

Bender Doblador Rodriguez

martes, 12 de julio de 2011

El pollo cebollo y la fábrica de Oompa Loompas

Pues bien, hermanos, a falta de noticias, buenas son gilipolleces, o bueno es escuchar a un tipo de la cuenca minera decir extasiado que va a aplaudir en su cara al portero de discoteca de nombre de barrio neoyorkino, o que si yes tontu, mastiques aire o peines bombilles. Nada más reseñable, a parte de los altramuces del zorro Fox, que todos sabemos que si se toma una hamburguesa que pueda contener trazas de tal alimento, le salen aliburcios en la garganta.
Y eso es todo por hoy, que mal está la cosa, compañeros y hamijos.

Buenas noches, familia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario