-Tengo que dejar de atropellar gente. No soy lo suficientemente famoso como para librarme.

Bender Doblador Rodriguez

domingo, 31 de julio de 2011

La ley de Murphy.

Queríamos estar algunos días de descanso, para coger fuerzas renovadas y no saturar esto... pero el sector porreta no nos deja. Estaban los susodichos saliendo de casa de Bop, cuando el Pequeño Buddha advirtió que había olvidado el dinero en casa de Bop, y el propio Bop constató que lo que se había olvidado él eran las llaves de casa. Ante tamaño problema, existen muchas opciones, pero sin duda la que escogieron estos personajes fue la más acertada: Romper la puerta. El Jeffersito Cabrón intentó hacer la mítica de James Bond con la tarjeta... y con todos los respetos, no es lo mismo el elegante agente inglés que nuestro querido púgil colombiano. Así acabó la puerta...
PD: Aprovechamos para saludar a nuestro admirado Juani Horchatu a su vuelta a Gijón. Esperemos que las sustancias psicotrópicas no hayan introducido a Xuani en una realidad paralela alternativa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario